Noticias

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha vuelto a sus actos de campaña con un multitudinario mitin celebrado en Florida, en el que ha dicho sentirse «poderoso» tras superar la enfermedad del coronavirus, y ha bromeado con besar a todos «los chicos» y «las mujeres hermosas» que han acudido a la cita.

«Me siento tan poderoso… Besaré a todo el público. Besaré a los chicos y a las mujeres hermosas. Os daré un beso grande y gordo», ha dicho el presidente de Estados Unidos, quien ha rememorado su particular batalla contra el coronavirus. «Dicen que soy inmune. No sé por cuánto tiempo. Algunas personas dicen que de por vida, otros que durante cuatro meses», ha dicho Trump, quien ha animado a la población a «salir» y a continuar con sus vidas, aunque ha reconocido que es «arriesgado».

Como ya anunciara la semana pasada cuando salió del hospital militar Walter Reed, Trump ha anunciado que ordenará distribuir a todos los pacientes con coronavirus «lo que sea» que le suministraron cuando estuvo ingresado. «Vamos a coger lo que sea que me dieron y distribuirlo entre los hospitales, todos van a tener esa misma maldita cosa», ha dicho el presidente Trump ante una enfervorecida multitud.