Internacionales

Donald Trump fuera de peligro por cuadro de COVID-19

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, no está recibiendo “actualmente” oxígeno ni tiene fiebre desde hace 24 horas, dijo este sábado el médico de la Casa Blanca, Sean Conley, que aseguró que el dirigente se encuentra “muy bien”.

Sin embargo, la agencia AP informó, citando a una fuente familiarizada con la situación del mandatario, que algunos signos vitales del presidente en las últimas 24 horas eran “muy preocupantes” y que las próximas 48 horas serán “críticas” para su estado. Estas mismas fuentes señalaron que Trump tuvo que recibir oxigeno complementario en la Casa Blanca el viernes.

La declaración del doctor Conley provocó incluso dudas de si Donald Trump estuvo en campaña siendo portador del coronavirus ya que habló de “72 horas” desde el diagnóstico del presidente, un tiempo incoherente con el anuncio público del positivo por Covid-19 a la una de la mañana del viernes, 35 horas antes de la rueda de prensa de este sábado del doctor Conley.

Según la CNN, Conley no quiso aclarar si el presidente había requerido de oxígeno desde su ingreso en el hospital. Su nivel de saturación en oxígeno es del 96%, según dijo el doctor en una conferencia de prensa en el hospital militar Walter Reed, cerca de Washington, donde Donald Trump ingresó el viernes. El facultativo estuvo acompañado de nueve médicos y enfermeras durante su comparecencia.

Conley aseguró que el presidente tiene “mucho trabajo por hacer” y lo está haciendo. El presidente llegó a decir a los doctores que “siento que hoy podría salir de aquí”, según relató su médico personal. Trump está siendo tratado en el hospital con remdesivir, un medicamento antiviral, después de haber tomado otro medicamento experimental en la Casa Blanca.

Trump, de 74 años, sufrió tos, congestión ligera y fatiga, según su médico, pero estos síntomas “se reducen y mejoran”, añadió. “Vigilamos sus funciones cardíacas, renales y del hígado, y todas son normales. El presidente no ha estado esta mañana bajo oxígeno, no tiene dificultades para respirar ni para caminar en el interior de la unidad médica de la Casa Blanca”, aseguró el médico.

Preguntado por qué había sido hospitalizado Donald Trump, el doctor Conley respondió: “porque es el presidente”. La Casa Blanca dijo que el presidente estará “unos cuantos días” hospitalizado y que continuará con sus deberes presidenciales desde el centro hospitalario.