Noticias

Procesarán en libertad al periodista Ciro Granados por portar armas en estado de ebriedad

El periodista y dueño de diario digital El Salvador Times, Ciro Granados, será procesado en libertad por el delito de portación irresponsable de arma de fuego, según estableció el juez de Paz de Antiguo Cuscatlán.

Ante la medida, la representación de la Fiscalía General de la República (FGR) indicó que no se encuentra “satisfecha”, debido a que esperaban que el imputado se mantuviera bajo detención provisional.

La FGR asegura, que el caso tenía todos los elementos suficientes para establecer los indicios en esta etapa inicial, que incluían entrevistas de los agentes captores, y pruebas “que demuestran que el imputado se encontraba alcoholizado”.

“Hay análisis que establecen que el imputado se encontraba bajo los efectos de bebidas embriagantes, un alcohotest que arrojó 0.180 gramos de alcohol en aliento, y posteriormente se llevó un toxicológico que dio positivo a alcohol”, explicó el fiscal.

Por su parte, la defensa manifestó que el juez declaró las medidas sustitutivas debido a que consideró que “no había peligro de fuga” del imputado, por lo que enfrentará el proceso en libertad; es decir, Granados tendrá solamente que presentarse a la sede judicial de Antiguo Cuscatlán, y tendrá prohibido cambiarse de domicilio.

La abogada también aseguró que, según “el protocolo de embriaguez, ha sido categórico en decir que él (Granados) no se encontraba en estado de ebriedad”, contrario a las acusaciones de la fiscalía, por portar armas en ese estado.

Sobre la prueba de orina, presentada por la FGR, la abogada dijo que esta indicó que Granados “no se encontraba bajo ninguna sustancia psicotrópicas, ninguna sustancia de drogas, y que tenía positivo a alcohol etílico”, y aseguró que no determina que se encontraba en estado de embriaguez, “son dos cosas distintas”, concluyó.

El sábado 14 de noviembre la Fiscalía informó, a través de su cuenta de Twitter, que el periodista José Ciro Granados Reyes fue capturado en estado de ebriedad y portando un arma de fuego en una gasolinera ubicada en el bulevar Orden de Malta, Santa Elena. Además del arma y los cargadores, a Granados le fue decomisada una gran cantidad de municiones.