Noticias

MIDES desmiente a Muyshondt por acusaciones

Después de la conferencia de prensa que el Alcalde Ernesto Muyshondt, brindó este día, en el Complejo Municipal Diego de Holguín, en la que manifestó que: “El Juzgado Ambiental también le negó todas las peticiones a MIDES. Eso es muesta que como Alcaldía estamos haciendo las cosas bien” la reacción del Apoderado legal de MIDES, Carlos Miranda Rubio, no se hizo esperar, quien manifestó verse en la necesidad de “desmentir las declaraciones totalmente contrarias a la realidad efectuadas por el Alcalde de San Salvador, lo que hacemos con documentación en mano, consistente en las resoluciones reciéntemente notificadas por el Juzgado Ambiental.”

El representante de MIDES, comienza por exponer el contenido de resolución judicial de fecha 16 de noviembre del presente año, pero que aparece comunicada a las partes el lunes 23 de los corrientes, en la que al contrario de lo expuesto por el Alcalde Muyshondt, se hace constar por el Juez Ambiental que de acuerdo a la documentación de respaldo aportada por cada una de las partes (esto es la Alcaldía de San Salvador y MIDES) se logró comprobar que la deuda existente a favor de MIDES, por los servicios que ya ha brindado para el manejo, tratamiento y disposición final de la basura al momento ascienden a la suma de $4,104,458.36, “ya solo con este dato ratificado judicialmente, para la compañía no es comprensible cómo el Señor Alcalde de San Salvador, tiene la capacidad moral de decir públicamente que la municipalidad está haciendo las cosas bien; cuando arrastra una deuda millonaria provocada por el mal uso que se ha hecho durante la actual administración de lo recaudado en concepto de tasa municipal que es exclusiva para el pago de disposición final de la basura y que ha cedido ilegalmente en garantía a instituciones financieras por el plazo de 15 años”

Por este motivo, el citado profesional del derecho, se ocupa de leer algunos de los párrafos principales de la resolución emitida por el Juez Ambiental, haciendo ver que: “(…) este juzgador sí consideró jurídica y fácticamente la responsabilidad que tiene la Municipalidad de cumplir su contraprestación pecuniaria frente al servicio de disposición final de desechos sólidos que recibe de su mandante, lo que indefectiblemente está vinculado con el deber de aquélla de protección y conservación de los recursos naturales, por lo que(…) se exhortó a la municipalidad a encontrar prontamente una solución a dicha situación de morosidad debido a las consecuencias que ello provocaría en su deber de protección medioambiental.”