Noticias

Gobierno molesto por poco avance en debate del Presupuesto General 2021

El Gobierno ha mostrado su inconformidad por el burocrático proceso, que la Asamblea Legislativa le da al Presupuesto General 2021.

En este sentido, el Ejecutivo indicó que los diputados de la Comisión de Hacienda y Especial del Presupuesto de la Asamblea Legislativa, en los últimos días han mostrado desidia en la discusión y el debate sobre esta importante ley, que define todos los ingresos y gastos del Estado para el próximo año.

Por ello, los citatorios a los ministros de las diferentes instituciones del Gobierno del Presidente Bukele, aunque son un apoyo para que los legisladores puedan tener más insumos para su consentimiento, no deben de convertirse en una estrategia para retrasar los tiempos de aprobación, ya que El Salvador necesita recursos y una ley presupuestaria para que, a partir de enero de 2021, se le dé certeza al país y se continúe con las diferentes apuestas gubernamentales.

Hasta la fecha han asistido a esta Comisión el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, y el presidente del Banco Central de Reserva (BCR), Douglas Rodríguez.

Sin embargo, está pendiente la asistencia de los titulares del Ministerio de Gobernación, Obras Públicas, Economía y Educación, que llegarán “a defender sus presupuestos” ante el llamado de los legisladores, aunque los datos están bien fundamentados y detallados en el anteproyecto presentado el pasado 30 de septiembre.

Por ahora los ministros están enfocados en atender la emergencia por la situación del huracán Eta, degradado hoy a tormenta tropical, pero que puede generar diferentes infortunios en el territorio nacional, lo que implica la articulación de todas las instituciones del Gobierno.

El Presupuesto requiere de 56 votos para su conformidad, ya que en este caso hay varios componentes de deuda debido a la situación que ha vivido el país por la caída de ingresos tributarios por la pandemia de COVID-19, por lo que se deben de construir acuerdos y entendimientos entre todas las fuerzas políticas. Es importante destacar que la cifra presupuestaria presentada ($7,453.5 millones) tiene un fuerte componente social, una de las principales apuestas del presidente para generar desarrollo y superar la actual crisis sanitaria.