Noticias

Diputados compran caro seguro que cubre muerte por manejar ebrio y deporte amateur

La Asamblea Legislativa demuestra nuevamente que está lleno de hipócritas, ya que los diputados dijeron que no iban a hacer uso de los seguros de vida y de los de salud.

Sin embargo, la Bolsa de Productos y Servicios de El Salvador (Bolpros) dejó al descubierto que el parlamento, compró un seguro de vida para diputados y empleados por un monto de $82,062 adicionales al que ya tenían, dato que fue publicado el pasado 15 de junio.

De acuerdo con la oferta de compra, publicada bajo el numeral 142 de la Asamblea Legislativa en junio, la póliza tenía un monto total de $465,018 para los 84 diputados y los 2,354 empleados del Órgano Legislativo; sin embargo, según consta en el documento de compra, el seguro de vida fue adquirido por $547,080.

La oferta de compra que fue publicada en junio comprendía un monto de $102,946.90 para la póliza de los diputados, y de $362,071.10 para los empleados.

Entre los riesgos que cubre la póliza se encuentra la muerte por suicidio, por accidente o pérdida de miembros, por intoxicación accidental, por fenómenos naturales, homicidio y por percance de motocicleta en el desempeño o no de sus funciones.

El seguro también incluye la muerte del asegurado por una práctica deportiva en clase «amateur» y por percances viales registrados cuando «los asegurados estén bajo influencia de bebidas alcohólicas».

Estos puntos se vuelven más llamativos, ya que son casos emblemáticos como el caso del diputado Arturo Magaña, quien protagonizó un accidente de tránsito en la colonia Escalón, San Salvador, donde murió su amigo, Francisco Moya.

Mientras de deporte amateur salta, el diputado independiente, Leonardo Bonilla, quien mientras practicaba motociclismo sufrió un percance en el autódromo El Jabalí, saliendo levemente lesionado.