Noticias

Director de la PNC no incumplió con los deberes al no llevar por apremio a ministros

El juez Quinto de Paz de San Salvador decretó, este miércoles, sobreseimiento definitivo en favor del director de la Policía Nacional Civil (PNC), Mauricio Arriaza Chicas, por el delito de incumplimiento de deberes en perjuicio del Estado.

Arriaza Chicas enfrentó este proceso judicial, por no acatar la orden de apremio que giraron los diputados de la comisión que investiga el uso de los fondos de la pandemia del Covid-19 de la Asamblea Legislativa contra el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, y el ministro de Salud, Francisco Alabí.

Además, no evitó que trabajadores de ASTRAM bloquearan la entrada a camiones recolectores de basura en la planta de tratamiento de basura de MIDES, debido a un presunto conflicto económico de la comuna con sus empleados.

El juzgador emitió esta sentencia, porque a su criterio el apremio contra el ministro, Alejandro Zelaya, carecía de legalidad y contenía irregularidades.

Esta sentencia, respalda lo dicho ayer por el defensor del director policial, Rodolfo Delgado, quien señaló que la Fiscalía General de la República no fue objetiva en la exposición de los hechos y que omitió muchas diligencias de investigación, presentando una relación de los hechos que no era clara, ni concreta.

“Nosotros como defensa mantenemos que la exposición de los hechos que la FGR realizó no fue objetiva. Se omitieron muchas diligencias de investigación. Presentaron una relación de los hechos que no es clara”, explicó Delgado.

Agregó, que el Ministerio Público trató de corregir muchos de los errores que había presentado en su petición de antejuicio y solicitud de desafuero.

Por su parte, el titular de la corporación policial dijo confiar en el sistema judicial y expresó que se trata una acción que se ha promovido en su contra.

“Esta es una victoria jurídica para el pueblo salvadoreño (aunque) algunos no lo van a entender. Estamos bajo el derecho constitucional”, indicó.

Añadió que le pidió a Dios que le diera un juez justo, natural y transparente, para que hiciera una valoración transparente.

“Algunos no lo van a entender, porque piensan que estamos en el siglo pasado, donde existía el imperio del hombre; en este siglo estamos bajo derecho constitucional y las atribuciones de los distintos Órganos del Estado. Yo lo he dicho siempre: yo soy muy respetuoso de la Constitución, de las leyes. Las actuaciones de la PNC han sido, son y serán profesionales”, señaló.

 

Asimismo, sostuvo que “Como Director de la PNC, seguiré trabajando al servicio del pueblo salvadoreño. Estoy abierto a cualquier escrutinio público, porque sé que el trabajo que hemos desarrollado ha sido muy profesional”.

Ante su resolución, el juez, Salomón Landaverde, dijo: “estamos en un proceso judicial y no político, aquí se tienen en cuenta evidencias y como juzgado ejercemos un control”.

Esta reacción también es compartida por el representante del Ministerio Público, quien en tono molesto aceptó al sentencia e hizo un llamado a la Asamblea Legislativa a fundamentar bien los casos que quieran que se procesen.

“Si la Asamblea Legislativa hubiera fundamentado de forma diferente el apremio, muy seguramente la decisión es distinta. Usted como director de la policía o funcionario, porque no estamos en una monarquía donde se debe a la palabra de un particular”, reclamó el fiscal del caso.