Noticias

Muyshondt no aprendió con el malgasto de la bandera y ahora busca tener el árbol más grande

El alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, es de la personas que les cuesta aprender una lección, ya que su intensión de tener la bandera más grande de Centroamérica lo llevó a tener el fracaso de la región, luego que los vientos destruyeran en menos de una semana.

Sin embargo, el edil sigue ciego que fueron vándalos quienes le destruyeron la dichosa bandera y se malgastó en medio de la crisis unos $300 mil.

Pero dejó de lado el tema y se ha encaminado a tener el árbol más grande, solo es de esperar cuanto tiempo le dura este nuevo capricho al alcalde.

Esta noche hizo su fantástica inauguración, donde puso luces color celeste que más parecía acto de Nuevas Ideas.