Internacionales

Sputnik V no podrá ser administrada a dos grupos de personas

Luego que el pasado martes que había registrado la primera vacuna del mundo contra el Covid-19 por parte de Rusia, las principales autoridades sanitarias a nivel global han manifestaron sus reservas sobre su efectividad y seguridad, ya que no han concluido los ensayos clínicos.

El miércoles, las autoridades rusas publicaron otro comunicado en el que desaconsejan aplicar la nueva vacuna a personas menores de 18 años y a personas mayores de 60 años, dos grupos demográficos claves en el combate de dicha enfermedad.

Esta advertencia también se aplica a personas embarazadas, madres en periodo de lactancia o personas con distintas condiciones de salud preexistentes como lo son: enfermedades crónicas del hígado y los riñones,diabetes, enfermedades graves del sistema hematopoyético, epilepsia, accidentes cerebrovasculares y otras enfermedades del sistema nervioso central, enfermedades del sistema cardiovascular, inmunodeficiencias primarias y secundarias, enfermedades autoinmunes, enfermedades pulmonares, asma y EPOC en pacientes con diabetes y síndrome metabólico, con reacciones alérgicas, atonía, eczema.

Las sospechas de autoridades de salud respecto a este medicamento es debido a que el Insituto Gamaleya de Moscú registró la vacuna antes de comenzar la fase 3.

Vladímir Putin ha expresado su seguridad en esta vacuna, ya que hasta su hija ha sido inoculada. E indicó que la vacunación se realizará de manera voluntaria.