Curiosidades

Fenómeno que está por partir en dos a África

Hace dos años apareció en el condado keniata de Narok apareció una grieta de 15 metros de profundidad y hasta 20 de ancho que destrozó rutas y viviendas.

Este fenómeno empezó hace 30.000 años con una fractura de casi 5.000 kilómetros, que ha generado que Somalia, Kenia, Tanzania y la mitad de Etiopía se están separando poco a poco del resto del continente; un proceso geológico que tendrá su culminación dentro de unos 50.000 años y dejará a África divida y dará lugar a la formación de un nuevo mar.

Esta grieta se la conoce como el Gran Valle del Rift y está creciendo en promedio unos 7 milímetros por año, impulsada en buena medida por la tectónica de placas y la actividad volcánica que recorren África, de Yibuti a Mozambique.

Además, se acaba de descubrir que la microplaca de Victoria, que forma parte del Gran Valle del Rift, desde hace al menos dos años está girando en sentido contrario al resto de las placas de la región, un indicio muy fuerte de que la fractura se está convirtiendo en cresta, lo que anticipa la formación de un nuevo mar.