Economía

Javier Simán asegura que no lo destruyen a él sino «la fuente de trabajo de familias»

El empresario y accionista de la empresa Intratex, Javier Simán, se pronunció ante las acciones legales que realiza el gobierno en contra de la textilera, debido por la supuesta evasión de impuestos a un monto de $293 millones.

La reacción de Simán surge luego que autoridades fiscales, Hacienda y Policía Nacional Civil allanaran la empresa y capturaran al representante legal por cometer esta supuesta infracción.

“Vengo de una familia católica y numerosa donde nos inculcaron el amor a Dios, a la familia, al trabajo y a la Patria. Una familia que durante 100 años y cinco generaciones ha trabajado duro por hacer crecer sus empresas y su país, siempre guiada por principios y valores de 100 años que me siento muy orgulloso. Nadie puede estar más orgulloso que yo de la familia SIMAN, de sus logros y de su legado”, reza un extracto del comunicado.

En este sentido, dijo que ha buscado independizarse empresarialmente por lo que buscó con su esposa, apoyar a otros emprendedores.

Por lo que recalcó que el país atraviesa momentos complicados y necesita de la ayuda de todos los salvadoreños trabajando unidos para sacarlo adelante.

“Por eso, a las autoridades del gobierno les pido que reflexionen. Con sus actuaciones arbitrarias y abusos de poder están destruyendo no a una empresa, una familia, ni un apellido, sino las fuentes de ingreso de miles de familias salvadoreñas. No es momento para atacar desde el Estado a los que creen que somos enemigos solo porque pensamos diferente. Al final, todos buscamos tener un mejor país y eso debería de ser suficiente para que entendamos que solo juntos logremos sacar adelante a El Salvador”, sostuvo Simán.