Internacionales

EE.UU. le “pone precio a la cabeza” de un cubano que habría hurtado donativo para El Salvador

El Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) anda tras la búsqueda de un cubano por su presunta participación en el robo millonario de ventiladores mecánicos para el combate al COVID-19.

Según se dio a conocer, el cargamento de respiradores estaba destinado a El Salvador, para apoyar en el combate a la pandemia.

El hombre identificado como Yoelvis Denis Hernández de 42 años, es uno de los varios involucrados en el robo, acusados de conspirar para cometer el atraco, valorado en 3 millones de dólares.

Los ventiladores estaban siendo enviados por al país centroamericano por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) cuando fueron robados.

La carga, tan necesaria dada la magnitud que tuvo la pandemia en ese país, estaba destinada a ayudar en la respuesta contra el COVID-19.

De acuerdo con la agencia, el robo ocurrió alrededor del 9 de agosto y ahora hay una recompensa de hasta $5,000 por información que conduzca al arresto y condena de Hernández.

La Oficina del Inspector General de USAID ofrece una cantidad adicional y separada también de hasta $5,000 por información.

Según informaron las autoridades de EEUU, Hernández había sido arrestado, pero desapareció mientras se encontraba en libertad antes del juicio.

Las autoridades opinan que el cubano podría estar escondido en algún lugar del sur de Florida, pero también tiene vínculos con Cuba, dijeron las autoridades.