Noticias

Depredador sexual pasará 12 años en la cárcel por tener fijación en una niña

El Tribunal 2º de Sentencia de Santa Ana condenó a Jorge Antonio Salinas a 12 años de cárcel, por el delito de agresión sexual en menor e incapaz, de forma continuada.

Los hechos por los que el sujeto fue juzgado y encontrado culpable ocurrieron cuando la madre de la víctima interpuso la denuncia el 16 de marzo del año 2018, por el delito de privación de libertad de su hija ocurrido el 14 de marzo del año 2018, lo que derivó en la localización de la menor en aquel entonces de 12 años, en compañía del imputado.

Al ser localizada, la menor relató que desde que ella tenía 9 años iba en busca de leña, cuando conoció al imputado, quien comenzó a enamorarla y a pedirle que se fuera a la casa de él; pero la menor le decía que no.

En todo ese tiempo, el hombre comenzó a tocarla de manera inapropiada en sus partes íntimas y, a veces, incluso hasta la besaba.

La madre de la menor se la llevó a otra residencia, pero el imputado aprovechó un día que la niña se encontraba con una amiga de la mamá, para llevársela a la fuerza.

Ante esto, el juez ordenó que el imputado continúe con las medidas sustitutivas a la detención provisional que pende sobre él, hasta que la sentencia quede en firme, es decir, que la detención preventiva se venció por lo cual el condenado podrá estar libre hasta que se confirme o se descarte la apelación que hagan los defensores el imputado.

Asimismo, se le condenó civilmente al incoado de manera abstracta, para que la madre de la víctima pueda ejercer su derecho de reclamo por la vía civil.

En esta misma causa, el imputado fue absuelto de responsabilidad civil y penal por los delitos de violación en menor e incapaz (como delito continuado) y amenazas con agravación especial. En ambos delitos, a través de la prueba testimonial, pericial y  documental se comprobó que la menor nunca fue violada ni amenazada por el incoado, sino que el imputado la agredía sexualmente con tocamientos en sus partes íntimas.